MENU
Medidas urgentes para apoyar la liquidez y solvencia de empresas y trabajadores autónomos

Medidas urgentes para apoyar la liquidez y solvencia de...

10 diciembre, 2020 Comentarios (0) Vistas: 329 Economía, Educación Financiera, Inversiones

¿Qué es una tarjeta revolving?

La tarjeta revolving es un recurso financiero para pequeños gastos que proporciona la empresa. ¿Quieres saber cómo funcionan y lo que tienes que considerar? Aquí lo sabrás.

Qué es una tarjeta revolving: las principales características y lo que tienes que saber

Las tarjetas revolving tienen el mismo formato de las tarjetas de crédito o de débito. El principal elemento que las diferencia es que puedes aplazar el pago de la compra y abonarla a plazos. Por otra parte, hay que señalar que esta posibilidad está fijada a un límite de crédito. Finalmente, tienes que saber que podrás utilizar la tarjeta tengas o no saldo en tu cuenta corriente.

Esto suena bien, ¿verdad? Lo cierto es que, si los intereses se mueven en lo normal, no debería haber problemas. El problema está, sin embargo, en que muchas veces las personas no saben ni siquiera lo que han firmado. Pagar mañana y disfrutar ahora está muy bien, pero con intereses razonables.

Es importante, pues, que tengas en cuenta algunos aspectos para tomar poder reclamar. La administración de tus finanzas va, también, en estas cosas. Piensa que ha habido muchas reclamaciones por cantidades abusivas que se cobraban que no permitían amortizar capital.

Es bueno que revises algunas condiciones de tu contrato. Soy consciente de que muchas personas se han llevado un chasco por desconocimiento, pero, por suerte, tienes que conocer cuáles son tus derechos.

1. Lee bien el contrato

Es básico que, cuando contrates estas tarjetas, sepas bien lo que estás firmando. Este formato se asemeja más a un crédito al consumo que a la clásica tarjeta de débito o crédito que utilizamos todos.

¿Esto qué significa? Que, si no revisas bien y no preguntas, quizás estás contratando un microcrédito sin saberlo. Aunque después hayas firmado y tengas derecho a reclamar, es posible que no sepas cómo. Además, en la entidad financiera están obligados a proporcionarte la información necesaria.

Si demuestras que has pedido una tarjeta revolving sin saber cuáles eran las implicaciones, el contrato se considerará nulo. De todas maneras, es preferible que revises para evitar quebraderos de cabeza.

2. Comprueba los plazos de pago

El formato de pago que existe es de dos tipos y no está de más que compruebes. En primer lugar, diferir el pago de todo lo que debes a una fecha determinada y, de esta manera, cancelar la deuda. La segunda opción es la de fraccionar ese pago en varios plazos mensuales lo que, a priori, proporciona comodidad.

Recuerda que, cuanto mayor sea el periodo diferido, pagarás más intereses; esta es una práctica común y la pregunta está en cuánto. Esta es una cuestión fundamental para saber cómo puedes trabajar con tu tarjeta. Muchas veces, pagas intereses de más porque no has sabido bien lo que has firmado.

3. Echa un vistazo a los intereses

Los intereses que se cobran en las tarjetas revolving a plazos son altos. Ahora bien, incluso esa cuestión está sujeta a unos límites porque la usura es ilegal. La mv9oayoría de las reclamaciones que se hagan por intereses iguales o superiores al 25 % son aceptadas por los tribunales. Si ganas la reclamación, solo pagarás lo que debas, no los intereses.

Cuando pagues los intereses, mira en la letra pequeña si este tema queda claro porque es posible que cobren cantidades superiores si no consultas. Esto te servirá para evitar abusos.

4. Revisa si las condiciones son flexibles

Es bueno que compruebes si tienes la posibilidad de cancelar la tarjeta por anticipado sin cargo. Por otra parte, todo aquello que sirva para flexibilizar los pagos y los intereses será bueno para ti. Hoy hay una gran competencia en el mercado de las tarjetas y, por lo tanto, si negocias bien, deberías encontrar un producto que se ajuste a tu perfil.

Lo cierto es que la flexibilidad es el motivo por el que muchos particulares y profesionales contratan estas tarjetas. Para que eso sea cierto, es conveniente que la entidad ofrezca en el contrato distintas opciones de amortización.

Conclusión

La posibilidad de contratar una tarjeta revolving puede interesar, pero se dan situaciones abusivas ¿Quieres reclamar tus derechos y recuperar el dinero que te han cobrado de más en intereses? Estoy a tu disposición, envíanos el contrato de tu tarjeta y los extractos para que te podamos ayudar.

 

Etiquetas:, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.