MENU

3 Rituales Que Sabotean tu Riqueza, por Joselyn Quintero

Los 10 grandes ladrones de energía según Dalái Lama

12 agosto, 2014 Comentarios (1) Vistas: 870 Marca Personal, Marketing On Line, Negocios, Temas de actualidad

¿Con qué frecuencia debo publicar en mi blog o en las redes sociales?

Es tal vez lo primero en que pensamos cuando iniciamos un blog o un proyecto web nuevo: ¿cada cuánto debería publicar un nuevo post? Lo mismo si estamos en redes sociales. ¿Necesito estar a todas horas en Twitter? ¿Y en Facebook?

La conclusión más probable cuando nos planteamos esta cuestión es que cuanto más, mejor. Pero no es tan fácil. De hecho, no hay una sola respuesta que valga para todo, y sí varios elementos que tendremos que tener en cuenta para definir nuestra estrategia según los contenidos de nuestro blog, la red social de que se trate y la audiencia a la que nos dirigimos.

En términos generales, de la frecuencia con que publiquemos dependerá la capacidad para atraer nuevos visitantes a nuestra web o seguidores a nuestras cuentas en las redes sociales. También será importante para conseguir que nuestros lectores vuelvan y para tener fans más implicados. Esto es esencial para que nuestro proyecto crezca de forma sólida.

En la frecuencia está la clave

Sería fantástico saber desde un principo cuál es la línea que separa ser interesante de resultar una molestia. O la que hay entre interactuar con nuestros fans de perder el contacto con ellos. A falta de pócimas mágicas, los siguientes consejos y datos pueden ser de gran ayuda para determinar tu propia estrategia.

En primer lugar, el procedimiento básico para dar con la frecuencia óptima de publicación consta de tres fases. A nosotros nos gusta la recomendación de Lunametrics, y por eso la recomendamos también:

  1. Predecir: Es decir, ¿cuál es nuestro propósito? ¿Conectar o interactuar más con la audiencia? ¿Que nuestros contenidos sean más vistos por nuestros fans? ¿Incrementar las ventas? ¿O tal vez conseguir más visitas a nuestra web? Dar respuesta a estos interrogantes nos permite trabajar sobre una frecuencia aproximada que creemos adecuada. Formulamos una hipótesis y la ponemos a prueba con un experimento como este: “Publicar tres veces al día durante un mes”.
  2. Medir: A continuación debemos pensar en las herramientas más adecuadas para medir el impacto de nuestra estrategia. Pueden ser Hootsuite, Google Analytics o las estadísticas de Facebook por poner algunos ejemplos.
  3. Repetir: Una vez estudiados los resultados y extraídas las conclusiones es hora de retocar nuestra estrategia y volver a experimentar.

Renovando la portada de tu blog

Google no da una cifra exacta del número de veces que le gusta que actualices tu blog. Aunque te podemos decir que el contenido, cuanto más reciente, mejor. A efectos del SEO, las webs, cuanto más actualizadas, más relevantes.

En términos generales, suele recomendarse publicar varias veces al día para conseguir un crecimiento muy elevado y rápido de la audiencia. Si eso no es posible, publicar una vez al día también te permitirá mantener buenos niveles de crecimiento en el número de visitas con el tiempo. Por debajo de dos o tres posts por semana se consideran niveles más en línea con el blogging amateur.

Ahora bien, no es lo mismo tener un blog de cocina, donde probablemente tenga sentido publicar al menos una vez al día, incluyendo fines de semana, que un blog donde promocionamos nuestras obras artísticas o publicamos reportajes de investigación propios, donde quizás no todos los días tenemos contenido nuevo que compartir, ni las expectativas de tu audiencia hacia tus contenidos son las mismas. Es decir, puedes publicar dos veces a la semana y conseguir una interacción parecida a la de otro blog de éxito publicando diariamente, solo porque tu audiencia tiene más “hambre” cuando sacas un nuevo post. Ese “hambre” no lo genera la frecuencia tanto como la calidad y el tipo de contenidos que haces.

Si te resulta complicado mantener un ritmo elevado de publicaciones te recomendamos lo siguiente:

  • Anima a tus seguidores a crear contenidos para tu blog.
  • Utiliza estos consejos para producir más contenido y no morir en el intento.
  • Escribe tus posts con antelación y utiliza un calendario para organizarte mejor.

Cada red social es diferente

A lo mejor te preguntas por qué no hemos empezado directamente poniendo las cifras óptimas para cada red social. Hay numerosos estudios, algunos de los cuales citamos en este artículo, que hacen justamente eso. Pero nos parece un poco arriesgado recomendar con rotundidad una frecuencia que luego puede no ser la más adecuada para ti. Por eso queremos introducir la teoría pero sin perder de vista los numerosos interrogantes a los que deberás dar respuesta.

  • Facebook: En Facebook podemos hacer una diferenciación básica entremarcas y medios. Si eres una marca en principio deberías publicar menos que si eres un medio. Incluso dentro de los medios estableceríamos diferentes niveles dependiendo de la periodicidad de sus noticias. Según Socialbakers, la frecuencia media de publicación de las marcas está ligeramente por encima de un post al día. Sin embargo, y aquí está lo más interesante, publicar más no siempre trae como resultado más participación de la audiencia. En un estudio realizado entre empresas del sector del automóvil se aprecia cómo Lamborghini o Cartier, con frecuencias de entre 0,26 y 0,06 posts al día, generaban más interacción que BMW con casi tres actualizaciones diarias. En conclusión, un post al día es una media que dice bien poco. La clave es preguntarse por los hábitos de navegación de tu audiencia y las expectativas respecto a tu marca. A primera vista, parece lógico que BMW, una marca con presencia de mercado más masiva que Lamborghini, sienta más presión para publicar. Del otro lado, el reto de Lamborghini será lograr niveles muy elevados de calidad y atractivo con publicaciones más esporádicas y selectas. Por otra parte, nos interesa conocer el mínimo por debajo del cual nos será difícil enganchar a la audiencia. Un estudio anterior de Socialbakers señala como referencia la cifra de un post semanal, aunque, de nuevo, esta cifra es relativa y dependerá de si somos una marca o negocio con presencia en el mercado o no. Si estamos iniciando un proyecto nuevo y publicamos solo una vez a la semana estaremos limitando mucho nuestra capacidad de crecimiento. Sin embargo, una empresa como Lamborghini se lo puede permitir.
  • Twitter: Hay algunos análisis que detectan un pico en el rendimiento de cada tuit cuando se publican cinco actualizaciones diarias. Cuando una marca tuitea entre 4 y 5 veces consigue un 300% más de retuits que si publica una vez al día. Lo curioso es que la interacción baja al publicar entre 6 y 7 tuits diarios, para luego remontar otra vez de forma paralela a la frecuencia de publicación.  Esta es la teoría. La práctica es que hay empresas como FastCompany que tuitean 14 veces al día y 7 veces los fines de semana, y también durante horas nocturnas. Es comprensible al tratarse de un magazine de noticias con audiencia global. En términos generales, la regla de cuanto más tuitees más retuits conseguirás es válida. Pero no pierdas de vista que tener mayor visibilidad también puede tener consecuencias negativas para tu proyecto, al recibir críticas o ataques destructivos. Si sigues la regla de las tres fases no tienes nada que temer porque crecerás de forma controlada y resolviendo los problemas.
  • Linkedin: Un estudio publicado por la propia Linkedin apunta a que publicando 20 posts semanales es posible llegar al 60% de tu audiencia. Si lo que nos interesa es dar más visibilidad a nuestra marca, es importante tener presencia en grupos y se recomienda publicar entre 2 y 3 actualizaciones semanales en todos los grupos donde tengamos presencia.
  • Google +: No hay cifras claras sobre la mejor frecuencia de publicación. Para algunos, existe una correlación entre el número de publicaciones y la interacción por parte de la audiencia. En este caso, lo mejor es probar tu propia estrategia, probablemente fijándote en la red social más parecida, que puede ser Facebook.

Otro factor que merece la pena mencionar es la vida efectiva de nuestras actualizaciones en las redes sociales. Aquí nos centraremos en Twitter y Facebook. De media, un tuit alcanza su madurez (cuando se han producido la mitad de los retuits) a los 18 minutos después de la publicación, frente a los 90 minutos de un post en Facebook. Esto puede ser un factor importante para ajustar nuestra frecuencia de publicación, ya que si no respetamos los ciclos de vida de nuestros tuits o posts anteriores, no aprovecharemos todo su potencial.

Fuente: Jorge Planello

One Response to ¿Con qué frecuencia debo publicar en mi blog o en las redes sociales?

  1. […] debido a que en este ultimo tiempo ha crecido mi circulo de amistades, contactos y Fans en las Redes Sociales y en el mundo online y desafortunadamente me he encontrado con algunos de ellos que por ejemplo, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: