MENU

4 formas efectivas de potenciar un negocio con Google

9 hobbies que pueden generar ingresos

19 Julio, 2016 Comentarios (0) Vistas: 619 Finanzas familiares, Marca Personal, redes sociales, Temas de actualidad, valor personal

¿Cómo aumentar la productividad trabajando en casa?

La tecnología y los cambios en la cultura de la empresas mantiene una tendencia en la que cada día más y más personas eligen trabajar desde casa. Naturalmente, esto conlleva ciertos riesgos a la hora de mantener la productividad. A continuación, le proponemos siete consejos que le ayudarán a aumentar la productividad trabajando en casa:

1. Establezca un espacio de aislamiento

Puede que sea tentador conversar con su pareja o algún miembro de la familia, encender la TV o ir a robar algo de la heladera. El trabajar desde casa nos expone a más distracciones en relación al trabajo en una oficina común. Incluso a veces la “culpa” no es suya, sino que sus familiares se acostumbran a que usted esté disponible para ellos cuando sea y por el tema que sea. En la misma línea, si tiene una línea de telefonía fija en su casa, recibirá llamados que nada tienen que ver con su trabajo.

Oficina-en-casa

Ver: Deje de estar ocupado, ¡comience a ser productivo!

La recomendación es que establezca un lugar y tiempo de aislamiento total. ¿Qué quiere decir esto? Que quienes vivan con usted sepan que no pueden interrumpir a menos que se trate de una emergencia total. Solicite que no le pasen ninguna llamada que no sea una real emergencia o, si vive solo, directamente no atienda. Basta con saber que las personas importantes conocen la regla de solo llamar al móvil y por temas relevantes.

2. Saque provecho de los horarios de productividad

Si bien cada persona conoce mejor que nadie sus propios momentos de productividad, hay un patrón bastante repetitivo de que todos somos más productivos en la mañana, y que dicha productividad cae en picada al mediodía, y en especial luego de almorzar. También hay ciertos aspectos de la productividad que tienen que ver con cuestiones ajenas a nosotros. Por ejemplo, que cada correo electrónico o llamada que recibimos aumenta la probabilidad de que tengamos nuevo trabajo para hacer.

Lo ideal es ser consciente de nuestra propia productividad, así como también de cómo surge el nuevo trabajo. A partir de allí, puede estructurar su día para ser más productivo, por ejemplo, dejando las tareas más complejas e importantes para la mañana, y las más sencillas para luego del almuerzo. En cuanto a las llamadas y correos, de acuerdo a la inmediatez, puede optar por solicitar que lo llamen en la tarde, o establecer las 4 de la tarde como el horario en que revisa el correo.

3. Invierta en comodidad

Si trabaja en su hogar es probable que utilice los muebles que ya hay, como la mesa del comedor o el sillón del living. O bien usted mismo no quiere alterar la decoración del lugar, o bien la persona con quien vive no lo deja.

Si bien lo anterior es válido, siempre tenga en cuenta que el invertir en muebles cómodos para trabajar va a repercutir tanto en su productividad como en su salud. Si está apostando a trabajar desde el hogar, hágalo bien. Un ejemplo es contar con una silla ergonómica y escritorio que cuiden su postura. Lo mismo con cuestiones como contar con una buena conexión a internet.

solo-trabajo-desde-casa

Ver: 6 hábitos sencillos de adquirir para lograr objetivos

4. Saque provecho de la tecnología

Uno de los principales motivos por el cual hay un auge en el trabajo desde casa es el avance de la tecnología. Sería muy irónico no sacar provecho de la misma. La famosa “nube” es una gran herramienta para facilitar los procesos e intercambios de información. Hoy en día es un tanto ineficiente enviar archivos por email, que generan envíos, respuestas, reenvíos, olvidos al adjuntar, etc. Con una herramienta como Google Drive, simplemente se sube el archivo. Slack es un ejemplo más completo de interacción laboral con otras personas.

Lo mismo para herramientas que puedan ayudarlo con la productividad. Como se habló antes, el trabajar desde casa conlleva un riesgo para la productividad personal, producto de la mayor cantidad de distracciones que existen. Rescuetime es una herramienta que facilita el bloque de potenciales distracciones durante el horario de trabajo.

5. Estructure sus horarios, comidas, tareas

Poner un poco de orden y estructura a sus horarios y tiempos puede tener mucho impacto en su productividad a largo plazo. Por ejemplo, puede establecer ciertos objetivos diarios a cumplir, y no dejar de trabajar hasta cumplirlos. O también puede decidir trabajar al menos 8 horas por día. Trabajar en un horario laboral típico de empresa tiene la ventaja de que puede contactar a quien sea en el momento, en lugar de tener que esperar a que la otra persona o empresa esté en actividad.

Poner horarios para comer, descansar, hacer ejercicios puede ser de gran ayuda. Le permitirá tener más control sobre su trabajo y la obtención de resultados. Tampoco olvide considerar tareas del hogar como lavar ropa, la limpieza de la casa, etc. Cuanto más planifique sus tareas extra-laborales, mayor será su productividad laboral.

trabajo-en-casa0

Ver: ¿Cómo ganar 1 hora al día para aumentar la productividad?

También es recomendable que comience a trabajar lo más temprano posible. Más allá del aspecto de productividad que tratamos en el punto 2, comenzar temprano le permitirá terminar antes el trabajo, y así obtendrá diversos resultados positivos: más tiempo libre para disfrutar de la tarde, más tiempo disponible para solucionar posibles problemas que surjan a lo largo del día, y más tiempo disponible para adelantar tareas.

6. Adopte hábitos como si trabajara afuera

Este punto dependerá de cada persona, pero créame que normalmente funciona. Consiste en adoptar comportamientos, vestimenta, horarios, o cualquier hábito que tenga que ver con cómo se comportaría en caso de trabajar en una oficina. Ejemplo: usted se levanta, y comienza a trabajar en pijamas, desayunando mientras trabaja, y en el horario que quiera. En el caso contrario, se levanta temprano, toma una ducha, se viste como para salir de su casa, y desayuna. Créame que en el segundo caso su cerebro se sentirá con más energías para trabajar.

7. Pase tiempo fuera de su casa

Finalmente, trabajar desde casa implica “vivir en la oficina”. No es saludable pasar las 24 horas del día en un mismo lugar, y menos si es dentro de cuatro paredes. Nuestra propia naturaleza necesita que pasemos cierta cantidad de tiempo al aire libre, haciendo algo que nos guste, nos distraiga, y permita descansar de aquello que ocupa nuestra mente el resto de día.

Dentro de la planificación del punto 5, destine un horario para hacer ejercicio, salir a caminar, o ir al parque a sentarse en un banco. Lo que sea que implique salir de su casa y pensar en otra cosa.

 

 

Etiquetas:, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: