MENU
El Hombre más rico de Babilonia 5 leyes del oro

El Hombre más rico de Babilonia: 5 leyes del...

6 consejos para cobrar a deudores

6 consejos para cobrar a deudores

6 consejos para prestar dinero a un conocido

7 Marzo, 2015 Comentarios (0) Vistas: 2714 bienestar personal, Economía, Educación Financiera, Finanzas familiares, Inversiones, Temas de actualidad

6 consejos para prestar dinero a un conocido

Tiempos de crisis, tiempos en que las personas necesitan acceder a créditos para pagar las cuentas, y tiempos en que se vuelve muy difícil conseguir financiamiento en los bancos. Cobran fuerza los préstamos entre personas y, puntualmente, entre conocidos. A continuación, le presentamos qué aspectos debe considerar cuando evalúa prestar dinero a un conocido.

1. Realice un presupuesto

Haz un presupuesto de por lo menos un año hacia adelante. La idea es que no tenga problemas de liquidez en el futuro, y se arrepienta de haber prestado, o de haber prestado tanto dinero. Si sigue los consejos que hemos planteado acerca de llevar control de sus finanzas, tendrá más facilidad a la hora de calcular cuánto dinero va a necesitar los próximos meses.

Cuando realice el presupuesto, recuerde dejar cierta holgura para poder responder ante posibles imprevistos. No preste todo el dinero que le queda sobrando, sino que guárdese ahorros para contingencias y, si sobra, considere prestar.

borrow

2. Conozca bien al deudor

¿Quién es el deudor? ¿Lo conoce bien? Siempre póngase en el lugar del deudor, y evalúe qué tan propenso a pagarle es. ¿Es una persona que suele tener éxito en sus proyectos? ¿O, por el contrario, suele meterse en negocios que fracasan? Lo importante aquí es confiar más en su propio juicio antes que nada.

Tema aparte es cuando se trata de un familiar. Aquí es cuando debe tener especial cuidado, ya que el vínculo entra en terreno peligroso. ¿Qué será peor para la relación, que usted se niegue amablemente a prestar dinero? ¿O que el día de mañana esta persona no le pague y usted decida romper la relación?

Ver: 5 pistas para reconocer de inmediato a personas en las que no debemos confiar

3. Averigüe para qué va a utilizar el dinero

Siempre tenga muy claro para qué va a utilizar el dinero el deudor. Si no lo sabe, hágale muchas preguntas. Todas las que sean necesarias para entender a fondo a dónde va a ir su dinero. Recuerde que está en todo su derecho de hacerlo.

La idea detrás de esto es que no siempre que se presta dinero se está ayudando a la otra persona. Para empezar, puede que ella o él utilicen el dinero para mantener un vicio como las drogas, apostar o el alcohol. También puede ocurrir que esta persona evada la responsabilidad de ganar dinero real, manteniéndose a través de créditos. Recuerde que al prestar está, de cierta forma, empeorando las finanzas del deudor, quien está perdiendo plata a través de los intereses.

4. Deje en claro que se trata de un favor

Una vez que tenga bien claro a quién le presta, y cuál es la finalidad del crédito, decida si va a tomar el riesgo o no. Desde el comienzo de su vínculo con la otra persona, hágale saber y que quede bien claro, que lo que usted está haciendo es un favor. La persona debe comprender que usted está renunciando a ese dinero por un tiempo, y que está accediendo a un riesgo determinado.

La relación nunca debe convertirse en una especie de ayuda o beneficencia de parte de usted hacia ella o él. Es cierto que es un favor, pero un favor en el que usted deja en claro que lo hace porque va a recibir una ganancia, y no porque quiera ayudar a la persona. Si el vínculo se transforma en beneficencia, es más probable que el deudor quiera “aprovecharse” de su bondad en el futuro, y buscará aplazar los pagos.

Ver: ¿Cómo reaccionar ante alguien que te pide dinero prestado?

5. Establezca condiciones formales

Poner condiciones puntuales, claras y estrictas ayuda a que el préstamo de perciba como algo serio, y que el compromiso del deudor sea mayor. Si, en cambio, al establecer las condiciones, usted muestra flexibilidad, con horizontes temporales aproximados, está comunicando falta de seriedad y de necesidad de cumplimiento.

Los pagos se deben pactar para días puntuales, como por ejemplo, el día 25 de cada mes, o el primer martes del mes. Si durante es día la persona no hace el pago, se sumarán nuevos intereses por atraso, y sin excepción.

Ver: Dinero. 6 tips para administrarlo mejor

6. Exija adelantos o muestras de buena voluntad de pago

Finalmente, una forma de ir estimando la buena voluntad por parte del deudor, al tiempo que se logra ir disminuyendo el riesgo, es solicitar algún adelanto o alguna suma puntual durante el tiempo del préstamo. El motivo de esto es más emblemático y psicológico que práctico. Sirve para mantener el compromiso de la devolución, y para recordad quién es el dueño del dinero.

Siempre tenga precaución al iniciar un proceso riesgoso como lo es un préstamo. Recuerde que además de renunciar a su dinero por un tiempo, en la etapa de cobrar puede sufrir muchos dolores de cabeza y situaciones no deseadas. En el próximo post, repasaremos algunos consejos útiles para el momento de cobrar pagos de préstamos, y cómo actuar en situaciones en las que el terreno se pone extraño.

Comparta en los comentarios si tiene algún otro consejo útil a la hora de prestar dinero.

Etiquetas:, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: